Cerrando la Campaña



Casi no queda nada, faltando menos de un mes para el relevo vamos ultimando detalles, informes y demás condimentos de un Enero que casi se nos fue. 

Los ciclos se repiten, y el eterno día al que veniamos acostumbrados va mutando lentamente a lo que se será la noche polar del fututo invierno. El sol ya se lo nota más distante por las noches, aunque aun tímido por el horizonte.

La revolución de sentidos que fue un año en el islote Barry va llegando a su fin, como no podía ser de otra manera con una tormenta de sentimientos encontrados, una ventisca, una tormenta de nieve que arrastra ansiedad por la vuelta  y nostalgia por este lejano paraje que estamos por dejar.


1 comentario:

doris dijo...

yo agragaría a tus última frase..."nostalgia por este lejano paraje que estamos por dejar",pero que a través de esta página, no sólo quedará presente siempre, sino que también muchos sin estar ahí pudieron conocer y disfrutar de un lugar que no muchos conocen, y que es necesario preservar.

Gracias por compartir las experiencias y mucha suerte!!