La Ultima Foca De Weddell

video

Una nueva entrega de Fresco Pa' Chomba documentales... =S

La seriedad ante todo... =d

El 25 de mayo nos encontró festejando el cumpleaños de Emilio Madero, uno de los montañeses de Ejercito.

En el parque Automotor...

Una foto que me quedaba por ahí, en una de las skydoos que tenemos... esperando que se congele el mar para salir a dar unos vueltines =P

Integrantes de la Base San Martín, CAI 2008

video

Estos somos los habitantes de la base San Martín durante la Campaña Antártica de Invierno 2008

Visita Inesperada


Hoy nos visitó una foca de Weddell, quizás una de las últimas hasta el verano próximo.

Reparando el Cable de la Ionosonda


La tormenta del finde pasado nos dejo con bastante cosas para reparar, entre otras rompió el cable de uno de los balun de la antena del ionosondador.

Durante la semana el viento no mermó salvo hoy que fue un día como pocos y lo aprovechamos para tirar el cable nuevo y realizar las conexiones exteriores.

Vicisitudes Antárticas !


Entre las 4 y las 5 de la mañana de la madrugada del sábado nos quedamos sin energia eléctrica, afuera soplaban vientos de hasta 200 Km/h con un promedio de 150 lo que hacia que la sensación térmica fuera de unos 30 grados bajo cero. Me despiertan a las 8, lo único que asomaba de las frazadas era mi nariz que luchaba para no congelarse, la casa había empezado a congelarse de a poco luego que perdimos la calefacción junto con la energía. Pablo me muestra que el laboratorio estaba apagado, las UPSs se habían agotado. Chequeamos las térmicas y todo parecía estar bien. La cosa venia complicada. Nos dispusimos a desayunar y a pasar el tiempo en la cocina donde estaba un poco mas templado con las hornallas y el horno encendidos, ya que por suerte el gas no se había cortado, sin embargo nos habíamos quedado sin agua y las cañerías estaban congeladas. Miguel y yo nos pusimos los trajes térmicos, las antiparras y salimos a buscar un poco de hielo. Afuera el viento te empujaba de tal forma que se complicaba estar erguido, la visibilidad no era mas que 5 mts a pesar de eso el frio no lo sentiamos... corrimos hasta las bateas recogimos un par de bloques de hielo y los entramos. Junto a unos mates reconstituyentes relatamos nuestra incursion al resto, hablamos con la casa principal y concordamos en quedarnos hasta que pase el temporal. Teníamos comida y a “ chan ” el cocinero no faltaba nada mas así que comimos y nos acostamos un rato.
Una hora mas tarde me despierto con mucho frío en los pies, la falta de calefacción se hacia sentir, me visto y voy a la cocina donde Pablo estaba prendiendo las hornallas porque le había pasado lo mismo. Prendimos el horno y bajamos la tapa, apoyamos los pies sobre el borde tratando de entrar en calor. Al rato cayo Miguel, “Chan”, el “Hueso” y mas tarde el “Pupy”. Discutimos las diferentes opciones y acordamos que no podíamos pasar mas tiempo sin calefacción.

Para ir a la casa principal teníamos que pasar por un corredor de viento, el mismo lugar por donde vienen la línea de alimentación 3x380 V así que decidimos primero ir a ver donde estaba la falla. El “Hueso”, Miguel y yo salimos por el tambucho mas cercano al laboratorio, el viento parecía soplar aun con mas vehemencia y la nieve dejaba ver unos pocos metros adelante. Cuando salimos de la protección de la casa una ráfaga de viento levanto a “hueso” por el aire suspendiéndolo un segundo y tirándolo hacia atrás. En una gambeta aérea se agazapo contra el suelo con las manos y zafó de la arrastrada. Yo me con una mano me sujete a la torre de una antena atento por si alguien lo arrastraba el viento mientras Miguel y Hueso miraban el cable que aparentemente se había soltado de una bornera. Volvimos haciendo un rulo hasta estar protegidos por el reparo de la casa. . Cuando quisimos entrar, me quedé con el picaporte en la mano, aquel del tambucho por donde habíamos salidos, al tratar de entrar por el otro se quebró también en dos debido al frío. Entonces con la delicadeza que me caracteriza golpeé la ventana de plástico hasta que Pablo la escucho y nos abrió desde adentro.
En esa condiciones era imposible reparlo y decidimos partir hacia la casa principal, el primer grupo fue encordado recorriendo los 80 mts que nos separaban. El segundo esperamos hasta que vino otro grupo de la casa principal. Apagamos las llaves de gas, vaciamos el termotanque y nos fuimos. El viento había calmado un poco ya.

Una vez allá comimos pizza y tomamos unas cervecitas, en la casa principal casi ni se sentía la tormenta… esa noche nos quedamos a dormir ahí.